DIVINA NATURA: TIENDA DE PRODUCTOS ECOLÓGICOS

¡Buenas tardes gente! Sabéis que soy fiel defensora de la alimentación a base de productos ecológicos. Me ha parecido buena idea una entrada entrevistando a los propietarios de la tienda donde los compro habitualmente para que muestren su punto de vista sobre los mismos: DIVINA NATURA

Son las 14:30. He quedado con Silvia, una de los socios fundadores, en la propia tienda en horario de cierre al mediodía para poder charlar con calma. Llegamos y está haciendo números detrás del mostrador. Al llegar nos saluda, le hace un par de carantoñas a Sora, que se acaba de despertar y que parece no estar por la labor de hacerle muchos cuentos.

Marcos y Sora se dedican a sacar fotitos en la zona de venta y de paso comprar un par de cositas que nos hacen falta para casa. Mientras tanto Silvia prepara un pequeño espacio en la sala que utilizan para hacer yoga. Una vez sentadas en esta zona, con la mejor de las sonrisas en la cara de Silvia ¡comenzamos!

¿Por qué este negocio?

Bueno, esto es algo que surgió por cosas de la vida. No estaba para nada pensado. Hace 12 años tuve un cáncer de mama. Por aquel entonces yo era publicista, estaba sometida  a muchísimo estrés, llevaba una vida un poco “heavy”. Al ponerme enferma estuve un año y medio de baja, y durante este periodo me dio tiempo a replantearme un poco todo mi estilo de vida: trabajo, alimentación…Empecé a formarme en nutrición (empaparme en libros de manera autodidacta y posteriormente hice un master en nutrición ortomolecular) y a hacer terapias alternativas. Aunque volví al trabajo en un primer momento, lo acabé dejando.  Mi hermana había fallecido de cáncer de mamá hacía un año y yo sinceramente creí que me iba a morir también. Empecé  a cambiar mi alimentación además de darme la quimio. Cambié a productos ecológicos y empecé una dieta macrobiótica que me ayudó muchísimo a estar más fuerte y estar mejor. Descubrí un mundo que dije “esto lo tengo yo que compartir”.

¿Cómo es que montaste la tienda con Jesús? Porque sabemos que él es gallego, ¿cómo es que acabasteis los dos en Paracuellos del Jarama?

Cuando dejé mi trabajo me vine a vivir aquí y contacté con Jesús porque me enteré que había montado una cooperativa de consumo ecológico con otros vecinos. Comenzamos a trabajar juntos en esta cooperativa. Él era el motor de la cooperativa: se le veía con mucha iniciativa, conocía a muchos productores…Le encanta todo este tema de producción y sostenibilidad. Así que como yo no trabajaba en ese momento, empezamos a hablar y como aquí en el pueblo no había nada de este tipo decidimos ponernos a ello ¡Y aquí estamos!

Así en el negocio somos como dos motores: yo defensora del tema ecológico por salud y él metido más en el tema ecológico por sostenibilidad y medio ambiente.

 

¿Cuánto tiempo lleváis y cómo está funcionando vuestra idea?

Llevamos tres años y estamos funcionando cada vez mejor. Los comienzos son duros y ahora empezamos a ver un poco la luz. Se nota que cada vez hay más preocupación y concienciación con este tema.

 

 

 

 

 

Como bien dices cada vez la gente está más concienciada, y aunque esta pregunta es un poco tontería después de lo que nos acabas de contar, ¿qué le dirías a la gente sobre los productos ecológicos? ¿Por qué crees que hay que apostar por ellos?

En mi caso claramente los recomiendo por salud. Como bien sabes, lo que nos vamos metiendo al cuerpo cada día es nuestra gasolina y cada alimentos que consumimos va creando nuestras células, nuestra sangre,  nuestro cuerpo. ¡Incluso nuestros pensamientos y nuestras emociones!

Esta claro que no es lo único, también es importante la contaminación ambiental, el aire que respiramos y la contaminación electromagnética. En este último tema me estoy introduciendo mucho ahora mismo. Lamentablemente en este pueblo es muy importante la contaminación electromágnetica con todas las antenas, radares, cables de alta tensión y generadores…

Si además comiendo así ayudas a que la agricultura sea más sostenible, que la tierra no se empobrezca, que los agricultores puedan vivir mejor, que haya un precio más justo…¡pues mira qué bien!

Has dicho que llevaste a cabo una dieta macrobiótica cuando enfermaste ¿continuas ahora? ¿Qué tipo de alimentación sigues en la actualidad? ¿Y Jesús?

Hoy en día sigo una alimentación que definiría como “ de sentido común”.  Como todo ecológico salvo si alguna vez salgo por ahí que es más difícil controlar. Pero no soy macrobiótica, ni vegetariana, ni vegana.. Encuentro que en el equilibrio está la virtud. Como poca carne, eso sí, y si la como es siempre ecológica. Todos los días como fruta y verdura y intento reducir al máximo los azúcares y procesados

En cuanto a Jesús, aunque a él no le mueve tanto el tema salud, al estar aquí, cada vez está más metido en el tema. También come mucha fruta y verdura aunque él es “más carnívoro”

Hemos visto que también ofertáis otras actividades como talleres de yoga…¿Por qué se os ocurrió unirlo?

Pues creemos que es importante el cuidado integral de salud: cuerpo y mente.  Es muy importante la alimentación,  pero también lo es el ejercicio, el crecimiento espiritual y emocional. Como en el pueblo no había nada de este tipo se nos ocurrió unirlo. El yoga está funcionando muy bien.

La idea es intentar crecer. De vez en cuando hacemos talleres o sesiones de batidos verdes, nutrición, cosmética natural, baños de gong…Aunque lo cierto es que cuesta mucho moverlos en el pueblo por que los fines de semana la gente se va  y por la semana la gente está más liada. Nos gustaría meter algo de meditación que actualmente no metemos y hacer algún taller de contaminación electromagnética  ya que me estoy metiendo en ello.

No sabíamos nosotras que era tan importante lo de la contaminación electromagnética…

Pues sí mira, en la ultima newsletter que mandamos con los pedidos para las cestas ecológicas pusimos 10 recomendaciones para reducir la contaminación electromagnética en casa. Más que la wifi, como mucha gente piensa, son más contaminantes los teléfonos inalámbricos. Deben de instalarse inalámbricos de tecnología ecotech para que no emitan cuando no se hable…En la habitación debe evitarse los metales en la cama o mesillas y sería ideal quitar la electricidad que llegue a los enchufes de noche, mediante un interruptor por ejemplo.

Al final somos seres magnéticos. Nos rige el campo magnético terrestre y estamos sometidos a tantos campos que al final “perdemos el norte”, nunca mejor dicho

 

Pues nada Silvia, esperamos con ganas los nuevos talleres y actividades y tendremos en cuenta los consejitos sobre contaminación electromagnética ¡Muchas gracias por vuestro tiempo y por los consejos! Sobra decir que si tenéis la oportunidad os paséis por la tiendita que irradia amor por los cuatro costados (¿o cuatro paredes mejor?)

Author: Nani

La hermana mayor :). Madre primeriza y seguidora de alimentación consciente

2 comentarios

  1. Marta Ali dice: Responder

    Ma ha encantado leerlo porque a parte de que lo todos los temas me parecen super interesantes el testimonio de Silvia y su historia demuestra una gran fortaleza y la búsqueda de la felicidad y de lo que nos hace sentir bien y es mejor para nuestra salud. Gracias a las dos.
    PD: me ha encantado la frase “en el equilibrio esta la virtud”.

    1. Nani dice: Responder

      Gracias Martuki!!! Sí, Silvia es una campeona y nos demuestra con su historia una gran lección : debemos de coger las riendas de nuestra vida y llevarla tal y como queremos!!! Nada de que la vida “nos arrastre” ¡A POR ELLA!

Deja un comentario