RECETA: CROQUETAS SIN GLUTEN Y SIN LÁCTEOS

Feliz semana a tod@s! ¿Cómo vamos? Por aquí con un poquillo de agobio a estas alturas del año, se acerca la oposición y empiezo a tirarme de los pelos! Pero hay una cosa que me relaja, y es cocinar. El otro día tenía antojo, quería croquetas, pero no croquetas fit, sanas, saludables…quería croquetas como las que hace mi madre y hace años que no como. Pero como bien sabéis, no consumo ni gluten ni lácteos, por lo que me puse a indagar por internet en busca de recetas, ideas… Sólo encontraba opciones o sin gluten o sin lactosa… pero di con el maravilloso blog de Celíaco a los 30 . Buscando un poquito, saqué varias conclusiones: me valía bebida vegetal casera de almendra (aunque en algunos sitios recomiendan las comerciales o incluso natas vegetales por ser más espesas), como harina utilizaría almidón de maíz, Maizena de toda la vida, y para rebozar  copos de patata. Después de anotar todos los ingredientes me puse manos a la obra, así que aquí va la receta.

Croquetas sin gluten ni lactosa

Interior

Ingredientes:

3 cucharadas de almidón de maíz, Maizena

Bebida vegetal de almendras casera aprox: 500 ml

Media cebolla en dados

Atún (el relleno a vuestra elección)

1 huevo

Copos de patata

Sal y pimienta a gusto

AOVE

Preparación

  • Ponemos a calentar un poco de aceite en un cazo y añadimos la cebolla.
  • Dejamos que se dore y añadimos las 3 cucharadas de Maizena.
  • Dejamos que se mezcle bien con el aceite revolviendo y vamos añadiendo poco a poco la bebida vegetal cuidando de que no queden grumos. (Las cantidades son orientativas pues dependiendo de la bebida vegetal tendréis que echar más o menos. La textura tiene que ser bastante espesa.)
  • Añadimos el relleno, en mi caso atún al natural y rectificamos de sal y pimienta al gusto.
  • Vertemos en un bol la mezcla y dejamos enfriar. Una vez frío, refrigeramos durante unas horas (yo lo dejé 5 horas).
  • Pasadas esas horas ponemos una sartén al fuego con aceite de oliva.
  • Batimos un huevo en un plato hondo y reservamos
  • En otro plato colocamos copos de patata y reservamos.
  • Hacemos bolitas y las pasamos primero por huevo batido y después por los copos de patata. Haced especial énfasis en los copos de patata para que quede como un buen rebozado.
  • Freímos con el aceite bien caliente. Esto es muy importante ya que si las dejamos mucho tiempo en aceite caliente la masa de las croquetas se reblandece y se nos deshacen.
  • Colocamos papel absorbente en un plato y las vamos colocando ahí para eliminar el exceso de grasa.
  • Dejamos enfriar y a disfrutar de una croquetas sin gluten y sin lactosa!
Buen provecho!

Author: Débora Rguez

Deja un comentario